Opera a un 60%

El mercado inmobiliario rosarino sigue alicaído, aunque con signos de reactivación

La pandemia provocó una caída estrepitosa del sector. Sin embargo, de a poco, pareciera ir reactivando. Si bien hay miradas relativas al respecto, lo que sí queda claro es que todavía está muy lejos del nivel esperado.

26-07-2021 | 18:36
Ignacio Pellizzón


La pandemia sigue, pero no del mismo modo. Con un plan de vacunación que avanza ya con menores de edad, las flexibilizaciones empiezan a tomar fuerza y con ellas el repunte en varios sectores. Uno de los que en el primer semestre de este año sigue luchando por salir adelante con grandes vestigios de vitalidad es el mercado inmobiliario.

No son tiempos sencillos para la economía del país y mucho menos para la santafesina. La inversión en propiedades está virando a como se la conocía. Hoy el escenario muestra cada vez más familias jóvenes construyendo sus viviendas a las afueras de Rosario —representantes de un sector social— y otro grupo se vuelca más a regirse por departamentos que estén en edificios con amenities.

Si bien la tendencia se viene dando desde hace tiempo, en pandemia se aceleró. El principal movimiento inmobiliario ya no se detecta solamente por una posibilidad de negocio o inversión a futuro, sino que hay que agregarle la necesidad de muchas personas de contar con más espacio. Es un enclave que el covid-19 disparó y que habilitó nuevos movimientos.

Pese a estos panoramas, el mercado inmobiliario en Rosario opera a un “60 por ciento de su capacidad”, según reflejó a Mirador Provincial un referente del sector como lo es José Ellena. Por supuesto que comparado con el año pasado “cualquier escenario es superador”, porque la actividad estaba anulada.

En estos primeros seis meses “estamos mejor, pero no es un buen año”. Los precios en dólares se siguen reacomodando “hacia abajo porque hay poca demanda”. Se extendió mucho “la base de la oferta” producto de que “no se vende”. Entonces “siguen ingresando propiedades al igual que se terminan edificios”, lo que provoca que haya más oferta que demanda, indicó.

El factor de la nueva ley de alquileres “también juega su papel”, porque hay mucha gente que no está a favor y opta por “poner sus inmuebles a la venta” y quitarlo del mercado locatario. El que tenía una propiedad como un ahorro, “hoy lo está vendiendo porque necesita el dinero o porque no le sirve como capitalización”.

El crédito “sigue brillando por su ausencia”. Para el consumidor final de “la vivienda la casa cada vez está más lejos, menos accesible”. Para el inversor “no está seductor el mercado”, pese a que bajaron los valores. Las proyecciones arrojan que la actividad va a repuntar, pero “no como uno quisiera”, siguió Ellena.

Ahora que el dólar comenzó a moverse un poco, notan que hay una merma en las consultas como en las visitas, aunque lo que podría destacarse es que “se profundizaron los cambios a nivel criterio de vivienda”. Es decir, “hay mucha más apuesta de grupos familiares jóvenes que eligen irse a vivir a las afueras de Rosario en vez de vivir en una casa en la zona urbana”, mientras que otro grupo, por su parte, “busca edificios con amenities, algo que se viene demandando bastante”.

Desde la óptica del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Rosario (COCIR) el panorama es mucho más sombrío. Señalan que hay movimiento, pero que está muy amesetado y que solamente un sector muy específico es el que está dispuesto a comprar una propiedad.

“Claramente la compra-venta en la ciudad está altamente amesetada. Notamos que realmente el que quiere vender tiene que estar muy predispuesto a escuchar una propuesta, porque el nivel de operaciones es muy escaso”, contó a Mirador Provincial el presidente de la entidad, Andrés Gariboldi.

“Lo que se está moviendo tiene que ver con consumidores finales que realmente necesitan el inmueble, mientras que lo que se corrió mucho fue el sector inversor, es decir aquellos que buscaban refugiar recursos en ladrillos”, agregó.

En alquileres, en el primer semestre, “hay mucha demanda y poca oferta”, detalló, y añadió: “Esto sucede porque hubo un retiro de inmuebles que antes estaban en el mercado locatario, dado que a sus propietarios la renta ya no les resulta redituable en esta situación”.


Mirador Provincial en


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

 Patronato tiene una nueva cita con la historia
Este miércoles, desde las 21.30, en el Estadio Madre de Ciudades de Santiago del Estero, el Rojinegro se enfrentará a Boca por los 4tos de final de Copa Argentina, en busca de un lugar en semifinales. Iván Delfino pondría lo mejor que tiene a disposición, con el regreso de Héctor Canteros. Dirige: Pablo Echavarría.

Patronato tiene una nueva cita con la historia