Operaban en Concordia

Sumisión y vulnerabilidad, claves para la formación de una secta explotadora

Una denuncia llevó a la Justicia a desbaratar una organización que se aprovechaba de las personas prometiéndoles una vida mejor. Con la religión como premisa, los hacían vivir alejados de la realidad.

12-09-2022 | 19:30
Hace tres meses, el padre de una joven que estaba alojada en el centro Iti Jerusalem, perteneciente a la Iglesia Tabernáculo Internacional, comenzó a sospechar que algo sucedía, ya que su hija había cambiado demasiado y le pedía productos de limpieza y víveres. Sin dudarlo, decidió presentarse ante la Justicia y hacer una denuncia para que investiguen qué pasaba en ese lugar. Eso fue el puntapié inicial de una trama que sorprende.

Ese lugar, que decía ser la obra misionera “Vida en el Redomón” y tiene en sus redes sociales publicaciones, ofrecía presuntamente una mejora en las vidas de los “fieles” que pertenecían a la comunidad y los acercaban a “la gracia de Dios”.
Como lo indica su nombre, la casa que ocupaban en Concordia está ubicada en El Redomón, un paraje con pocos habitantes y alejado del centro de la ciudad. Ese fue el lugar perfecto para montar una fachada de hogar de convivencia en la fe, pero que en realidad era un centro de explotación y reducción de la dignidad de quienes allí vivían.

El jueves 1° de septiembre hubo allanamientos tanto en la ciudad entrerriana como en Quilmes, Berazategui y Florencio Varela, en Buenos Aires. Tras la detención del “pastor Sergio” y su esposa, líderes de la organización que pretendían irse a España, liberaron a las víctimas de los hogares y comenzaron a trabajar para recoger testimonios. Grande fue la sorpresa cuando luego de ser difundida la noticia se acercaron personas a contar que pasaron por ese lugar y que vivieron sometidas.

Investigación compleja


La fiscal federal Josefina Minatta es quien estuvo a cargo de la investigación. Según contó a MIRADOR ENTRE RÍOS, la causa “está en pleno trámite” y son dos los detenidos, los líderes del grupo, tras los operativos realizados en conjunto con Gendarmería Nacional.

Los primeros datos arrojados indican que hubo dos allanamientos en Concordia, algunos otros en la provincia de Buenos Aires, en Berazategui, Florencio Varela y Quilmes y fueron rescatadas hasta ahora 12 víctimas, tres de ellas menores de edad. Algunas personas eran de Entre Ríos, de la zona en que estaba el campo en que permanecían encerrados, y otras habían sido trasladadas desde sus lugares de orígenes con la promesa de la salvación y una mejor vida.

La difusión del caso, que se dio rápidamente incluso en medios nacionales, llevó a que otras personas se animen a hablar. “Lo interesante de la investigación, y que podemos destacar, es que luego de la difusión del caso en los medios de prensa aparecieron nuevas víctimas a contactarse con la fiscalía para poder dar su testimonio, y eso es algo que debemos valorar”, señaló Minatta.

Como en otras ocasiones, tras su liberación muchos de los que resultaron explotados presentan algo similar al “Síndrome de Estocolmo” y están, todavía, identificados con lo que su líder les prometió. “Es una causa difícil porque las personas que han sido sometidas en esta organización tienen un discurso similar que resulta prácticamente armado, es lo que algunos llaman un ‘lavado de cerebro’. Identifican al líder como alguien semejante a Dios, de hecho, le dicen el líder y hablan convencidos de sus supuestos poderes”, dijo la fiscal.

Hay un detalle del que ninguno de ellos habla, sabe o pregunta, la organización no está inscripta en la Secretaría de Cultos de Concordia, ni en ninguna otra. No hubo un trámite formal para su conformación ni ha realizado ningún paso administrativo para ser reconocida como un culto. “Se trata de personas que, bajo el manto de un poder en la creencia religiosa, se dedicaban a explotar personas en lo laboral”, aseguró la funcionaria judicial.

Ese detalle, y otros, hicieron que durante la investigación pudieran percibir cuál es el perfil que preferían los “pastores”. “Según pudimos reconstruir ellos buscaban un perfil de víctima que en general son personas que tienen características comunes: pertenecen a una clase social media, pero también tienen historia de vida difícil y vulnerabilidad sobre todo emocional. En general querían personas que tuvieran alguna propiedad a su nombre o algún auto, y luego de someterlos anímica y psíquicamente, iban por sus bienes. Consiguieron el campo de El Redomón, hacían ferias allí y obtenían aproximadamente medio millón de pesos. Para hacerlo obtenían un fondeo que venía de las víctimas, de su mano de obra”, detalló.

Además, la fiscal que interviene en la causa explicó que “lo que les sucedía a estas personas podía pasarle a cualquiera, ya que muchos están en vulnerabilidad emocional con los tiempos que corren y eso les sirvió para aislarlos, para quitarles redes sociales y, peor, redes afectivas. Ese aislamiento solamente es posible cuando alguien está sensible y puede ser manipulado, hay una tarea psicológica muy grande”, indicó.

Luego de desarticular la banda, desde la Justicia comenzaron a hablar de trata, y eso tiene una explicación: “Es un caso de trata de personas con fines de explotación laboral. La trata de personas tiene dos posibilidades, o es trata con fines sexuales o con fines laborales, que es este el caso que observamos en El Redomón. Como característica fundamental, en este caso, observamos el aislamiento que las personas tenían de sus familias, la imposibilidad de acceder a celulares o cualquier tipo de comunicación, la imposibilidad de tener visitas o si los visitaban no tenían intimidad y algunas otras como el trabajo forzado sin remuneración, extensas jornadas laborales, condiciones de hacinamiento, imposibilidad de manejar dinero o de ir al centro de Concordia solos, ya que debían salir con los líderes de la organización, lo que da la pauta clara de que es un caso de trata, sin discusión”.

Vínculos internacionales


Los líderes de la organización, cuando fueron detenidos, estaban intentando viajar a España, ya que, según explicaron, es una organización que tiene vínculos internacionales. “De hecho una parte funciona en ese país, así que hablamos de una organización transnacional”, contó Minatta.

El proceso se dio de manera rápida. “Dimos el aviso a Migraciones porque teníamos la información de que una de las víctimas podía ser trasladada a España y por eso pedimos una alerta y logramos impedir que ellos se vayan. En cuanto a las personas que estaban encerradas, de las que había en Concordia no viajó nadie, pero sabemos que quienes lideraban el grupo viajaban con menores de edad a otros países como Camboya y otros que saltaron en la investigación”.

La cabeza de la organización sería el pastor Sergio, pero también tienen pequeñas células en España, a la inversa de lo que se creía cuando comenzó la investigación. Es decir que el origen de la secta no se dio en Europa, sino en Argentina.

Acerca de cómo sigue la causa, Minatta indicó: “Secuestramos muchos elementos, lo más importante son los dispositivos electrónicos, así que debemos esperar las pericias tecnológicas. Nuestra misión central, que era rescatar a las víctimas, ya está hecho. Ahora que surgieron nuevos testimonios seguimos y faltan algunos detalles, análisis de prueba, y luego la jueza Ramponi tiene diez días para resolver la situación procesal, es decir si los considera responsables del delito de trata de personas o no, yo considero que sí, pero a la última palabra la tiene la jueza federal”.
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

Encuentro recreacional infantojuvenil de taekwondo
Se desarrolló en el Club Atlético Oro Verde un encuentro infantojuvenil, en el que se llevaron a cabo pruebas de salto en alto y combate, aunque de manera no competitiva. “No se le dio carácter competitivo para descomprimir a los chicos, que no tengan la exigencia de ganar”, explicó el organizador Paulo Robles Guerrero.

Encuentro recreacional infantojuvenil de taekwondo

Patronato debe ganarle al puntero, en un “duelo de necesitados”
Este domingo, desde las 15.30, en el Estadio Presbítero Bartolomé Grella, el Rojinegro recibe a Atlético Tucumán, el líder el actual torneo, con la misma necesidad de sumar que Patrón, con diferentes objetivos. Facundo Sava apostaría a gran parte del equipo que jugó ante River por Copa Argentina el pasado miércoles.

Patronato debe ganarle al puntero, en un “duelo de necesitados”

En Portada / Santa Fe