Acción ciudadana

Pintan corazones para tener presentes a quienes faltan y pedir justicia

Familiares de víctimas de accidentes de tránsitos decidieron cambiar estrellas por corazones hace algunos años. Salen a las calles a dejar un recuerdo en donde perdieron la vida sus seres queridos y hacen un pedido a las autoridades.

Benjamín Uliambre tenía 20 años. Murió el 30 de noviembre de 2021 luego de chocar con su moto contra el auto de un hombre que giró en U en la Avenida Monseñor Rösch.
+1



12-01-2022 | 22:14
Belén Fedullo
redaccion-er@miradorprovincial.com

El 10 de enero del 2021 Martín Pereira falleció luego de 3 días de agonía en el hospital. Había llegado al nosocomio tras protagonizar un siniestro vial en la Avenida Salto Uruguayo de Concordia, una de las más transitadas de la ciudad. Era repartidor de una empresa de gas envasado y salía en su moto del lugar para hacer un traslado, mientras maniobraba, otra moto que venía a gran velocidad lo chocó, ambos cayeron y golpearon con el asfalto y, a pesar del intento de los médicos, él falleció.

Benjamín Uliambre tenía 20 años. Murió el 30 de noviembre de 2021 luego de chocar con su moto contra el auto de un hombre que giró en U en la Avenida Monseñor Rösch. En esa zona, transitada, es común que automovilistas giren para retornar antes de los lugares habilitados para maniobrar de esa manera y en esta oportunidad, el conductor del vehículo contra el que impactó el joven no esperó para hacerlo de esa manera.

Así como esos dos casos hay muchos otros en la ciudad, sin ir más lejos, un joven de 21 años murió el 3 de enero, luego de haberse accidentado con su moto durante la madrugada del 1 y, paradójicamente, había sido protagonista de un vuelco en auto una semana antes. Los accidentes se repiten, las víctimas tienen nombre y apellido y familiares que sufren y piden que la Justicia avance contra los otros conductores implicados, pero que también, en medio del dolor, buscan que los ausentes no sean olvidados.

La Asociación por la vida y la contención de víctimas en accidentes de tránsito de Concordia se formó hace algunos años. Elsa Sanabria es su cabeza y principal representante y dio vida a la agrupación cuando perdió a su hijo Javier Camargo, quien falleció luego de impactar con su moto contra un auto cuyo conductor realizó una mala maniobra en una avenida. Ese grupo sirve para la contención de quienes quedan vivos y sufren la pérdida, y juntos realizan acciones para recordar y concienciar.

Tras casi dos años sin pintar las calles, decidieron retomar las intervenciones y volvieron a dibujar corazones rojos con fondo amarillo, en este caso, en memoria de Martín y Benjamín.

En todo el mundo el símbolo es una estrella, pero en Concordia decidieron cambiarlo por un corazón roto dentro de un cuadro y hay un por qué. “Decidimos pintar corazones porque el que sufre ante la pérdida de un ser querido es nuestro corazón, lo lleva de por vida, y además es el que deja de latir cuando muere nuestro ser querido. Paradójicamente es el símbolo del amor también, así que por eso decidimos hacerlo así”, contaron.

La vuelta a las calles y el pedido a las autoridades


Desde que la intendencia de Concordia levantó las restricciones, los accidentes de tránsito son una constante. Aunque hubo algunas reuniones, las medidas que tomaron no parecen ser suficientes y el problema sigue creciendo.

Elsa Sanabria dialogó con Mirador Entre Ríos sobre la acción callejera de pintar corazones, la preocupante estadística de accidentes y lo que necesita la sociedad por parte del gobierno.

“Después de la pandemia decidimos volver a salir a las calles y pintar corazones. Habíamos comenzado y llegaron las restricciones, así que llevamos pintados 5. Lo nuestro es un granito de arena, queremos que sea visible el lugar del accidente, que se recuerde a la persona que falleció, que vean que hay corazones rotos por eso y que sepan que es necesario cuidarse y cuidar a los demás cuando transitamos en vehículos en las calles”, explicó.

La representante de la asociación de familiares repite que lo que pasa no son accidentes, sobre todo si pueden prevenirse. “En el de Benjamín, el conductor del auto giró en U en medio de una avenida, eso es negligencia. Son varios los factores, entre ellos las calles, en Concordia son un desastre y a nadie le preocupa arreglarlas. Hay que trabajar en serio, hacer muchas campañas de concienciación y dejar de pensar que la vida sigue, cuando hay familias que están destruidas”, expresó.

Mientras pide que haya más campañas, Sanabria deja en claro que la intervención que había tenido el gobierno hace algunos años, cuando formó un Consejo de Seguridad Vial, quedó en la nada. “En estos dos años de pandemia no se ha hecho mucho, primero porque no se podía y luego porque no hubo ninguna convocatoria. Antes trabajábamos con el Consejo de Seguridad Vial, que estaba formado por instituciones de la ciudad y algunas personas representantes de ONG, pero eso se cerró cuando impusieron restricciones y nunca más volvimos a reunirnos. Creo que es momento de hacerlo y espero que el intendente haga todo lo necesario para que así sea, porque solamente falta que él tome la decisión”, dijo.

Está en juego la vida, y por eso la mujer entiende que es primordial retomar el diálogo entre partes y buscar una solución. “Deben entender que la vida es una y no podemos reponerla, entonces creo que es una cuestión de sentido común, que las autoridades deberían hacer funcionar nuevamente el Consejo de Seguridad Vial, es su decisión. Es un desperdicio porque funcionaba muy bien, servía para prevenir los siniestros viales. Creo que hay que hacer muchas más cosas, hay que educar más. Quienes tienen el poder en las manos tienen que pensar en los demás, en que hay vidas que se pierden y generar más espacios, más herramientas para que la estadística no siga creciendo”, concluyó.

El grupo que busca generar conciencia para salvar vidas volvió a la acción, en tanto, esperan que el gobierno haga lo mismo y reúna a las partes que se interesan para trabajar en conjunto y evitar tener que pintar corazones rotos.
Mirador Provincial en


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

Un verdadero camino al cielo
Dos paranaenses celebraron la llegada del nuevo año recorriendo la cadena andina, en Mendoza. Florencia Chaparro, la mamá, y Tobías Campos, uno de sus hijos, recorrieron los senderos hasta la cima de los cerros Obispo y otros del parque provincial Aconcagua, en plena cordillera andina. Al retornar, compartieron con MIRADOR ENTRE RÍOS una historia que abre mentes y motiva al cambio de conductas.

Un verdadero camino al cielo

En Portada / Santa Fe