Jugar para concientizar

Un partido para seguir respirando juntos

En Viale se llevó adelante un nuevo Partido Solidario organizado por la Fundación “Alguien Como Yo FQ”. Estuvieron presentes destacados deportistas como Maxi Rodríguez, Gabriel Heinze, Javier Saviola, Wanchope Ávila, Paolo Goltz, Mariano Werner, entre otros. Esta semana la ONG cumplió 12 años.
04-01-2023 | 21:35

Maxi Rodriguez, Gabriel Heinze y Javier Saviola se sumaron a la causa.
Foto:Rodrigo Nuñez / Faster
04-01-2023 | 21:35
Las instalaciones del Club Atlético Arsenal fueron el escenario donde se desarrolló el Partido Solidario organizado por la Fundación Alguien Como Yo FQ, que el pasado 27 de diciembre cumplió 12 años de actividad. Tras tres años de inactividad por la pandemia, la ciudad de Viale volvió a recibir este importante evento que tiene como objetivo disfrutar de una jornada deportiva y musical con la premisa de concientizar sobre la importancia de la donación de órganos y la fibrosis quística.

Una de las características de este evento es la presencia de destacados referentes del mundo del deporte, que galardonaron las actividades del pasado lunes 26. El público presente pudo deleitarse y ver jugar a grandes jugadores de la talla de Maxi Rodríguez, Javier Saviola, Gabriel Heinze, entre otros, quienes con mucho compromiso han decidido sumarse a esta causa año tras año.

El Partido Solidario pasó por Viale con total éxito. Foto: Rodrigo Nuñez / Faster


La música también dijo presente en Viale de la mano de “Con Poco y Nada” y el cierre con “12 Monos”. Entre las novedades de este encuentro se destacó la incorporación del futbol femenino. En este sentido, la apertura deportiva estuvo a cargo de un amistoso entre Arsenal de Viale y San Benito, el último campeón de la Liga Paranaense. La conducción estuvo en manos del periodista Washington Varisco, quien nuevamente acompañó la causa.

Una luchadora incansable


Fátima Heinze nació el 20 de enero de 1986 en Viale. A los 8 años le diagnosticaron fibrosis quística y 12 años más tarde fue trasplanta en la Fundación Favaloro de Buenos Aires. Desde aquel momento su vida cambió por completo y dio un giro de 180 grados. El 27 de diciembre de 2010, luego de mucho esfuerzo y sacrificio, decide crear la Fundación “Alguien Como Yo FQ” con el objetivo de difundir información sobre la fibrosis quística, acompañar a los pacientes, generar conciencia sobre la donación de órganos.

A la iniciativa se suma como padrino el crespense Gabriel Heinze, exjugador de futbol y actual entrenador de Newell’s Old Boys de Rosario. En el 2012 se pone en marcha el primer partido solidario. Fue en la cancha del Club Atlético Arsenal de Viale y convocó a destacados deportistas de la talla de Paolo Goltz, Fernando Gago, Milton Casco, Nacho Scocco, Maxi Rodríguez, Patón Guzmán, Lucas Bernardi, Javier Saviola, Franco Soldano, Wanchope Ávila, Mariano Werner, Iván Furios, José Luis “Loco” Marzo, Victor “Carucha” Müller, entre otros.

La edición de este año volvió a realizarse en la ciudad de los asados con cuero, luego de haber pasado anteriormente por la capital provincial, Hasenkamp y María Grande. Haciendo un balance del evento, Fatty expresó que “todo fue muy positivo. Agradecida a toda la gente porque hubo mucho esfuerzo. Estuvimos dos años inactivos por la pandemia. Esto fue reencontrarse con el público, reencontrarse con amigos, con jugadores que han venido, con personas del ambiente del espectáculo y amigos de toda la vida. Gracias a todos los que hicieron posible el partido de hoy, especialmente a los sponsors y a la prensa. Las gracias son inmensas. Hay que seguir esparciendo el mensaje, que nos sigan apoyando para que sigamos transmitiendo que ‘si se puede’ y que hay una mejor calidad de vida con el trasplante”.

“Queremos que se vea el antes y el después del paciente que recibe. Le agradecemos a todos especialmente a los que vinieron de muy lejos como la gente de Tierra del Fuego, de Santa Fe y de otros lugares de la provincia. Uno termina agotado, pero realmente vale la pena y ojalá nos volvamos a encontrar pronto otra vez para celebrar la vida con un partido o con una maratón”, añadió.

Sobre la trayectoria de este Partido Solidario, Fátima reconoció que “es increíble que haya pasado tanto tiempo. Parece que fue ayer el primer partido acá en Arsenal de Viale. Estamos agradecidos, satisfechos y con el corazón contento. Mañana vamos a Buenos Aires, al Favaloro, a un control con esta hermosa experiencia que vivimos hoy. Vamos a llevar el mensaje a todos aquellos que están internados esperando su soplo de vida.

En cuanto a los números vinculados al trasplante de órganos, la vialense – actualmente radicada en Paraná – dejó de manifiesto que “a nivel nacional tenemos 7 mil pacientes que esperan un trasplante (194 son entrerrianos no sólo por fibrosis quística sino por diversas patologías y que necesitan un trasplante). Tenemos que seguir luchando para que esas personas pronto tengan su segunda oportunidad de vivir y puedan sumarse, el día de mañana, a este partido solidario para jugar por la vida y agradecer junto al gesto altruista y desinteresado de donar”.

Un corazón que late


Con el partido solidario ya consumado, Mara aprovecha para ingresar al campo de juego. La pequeña de seis años no duda un instante y se dispone a correr por el rectángulo verde con una sonrisa de oreja a oreja. Está feliz y su familia lo sabe bien. Ya pasaron dos años desde que la paranaense fue sometida a cirugía para que le pudieran realizar el trasplante de corazón. Su caso fue noticia a nivel nacional y desde que entró a lista de espera no pararon las cadenas de oraciones, las campañas y el aliento para ella.

Hoy, Marita – como cariñosamente llaman a la niña – disfruta cada momento con su mamá Ana, su hermana Maitena y su papá Gerardo, quien también se puso los cortos y salió a la cancha para apoyar la iniciativa de “Alguien como yo FQ”. No quedan dudas que Mara es un pequeño gran ejemplo de superación, de que se puede salir adelante y que, en definitiva, los órganos no van al cielo, sino que se quedan en la tierra para salvar vidas.

La familia de Mara Hollmann también dijo presente en el evento.Foto: José Prinsich


“Compartimos este evento con mucha emoción porque es la primera vez que podemos estar acá. Nosotros volvimos de Buenos Aires el año pasado después del trasplante de Mara. Este año decidimos acompañar toda esta revolución que hace Fátima y queríamos estar en este momento tan especial”, dejó en claro Ana. En este sentido destacó que “es importante concientizar sobre la donación de órganos. Cada familia lo vive de manera distinta. Nosotros pasamos cosas muy importantes con Mara, tuvimos unos episodios anteriores de cirugías y llegamos a un trasplante debido a que no hubo una buena función en su corazón”.

A su vez, Gerardo remarcó que a los seis meses de trasplanta la pequeña le dieron el alta para que la familia pudiera volver a Paraná. “Ahí empezamos a vivir una nueva etapa porque el trasplante no es una solución, sino que es una nueva oportunidad, una nueva forma de vida. Hay que saber adaptarse y hacerle saber a los demás lo que puede hacer una persona trasplantada, lo que puede comer y demás. Aparecieron inconvenientes pero por suerte, al estar pendiente de ella, lo pudimos detectar a tiempo y hoy, con el avance de la medicina, esas cositas se pudieron llevar. Hoy, Mara está en óptimas condiciones con una biopsia de hace un mes de rechazo cero. Lo que hay que fomentar es la empatía, la solidaridad y el hacer entender que esto es un acto de amor desinteresado y altruista. Tiene que nacer sin esperar nada a cambio para que ese órgano que se está regalando de sus frutos”, sostuvo en diálogo con Mirador Entre Ríos.

“La donación pediátrica generalmente se da por un accidente traumático que no se puede prevenir. Entonces te toma de sorpresa y ante ese desconcierto, tener la frialdad para tomar la decisión de ser donante ante un hijo que tiene muerte cerebral pero que de manera orgánica no da su cuerpo es muy difícil. Es para admirar, agradecer y resaltar la actitud de la familia donante, que en ese momento tan crítico toma una decisión tan determinante para otra familia que no conocen”, culminó.

También presentes


Además de los destacados nombres de los deportistas, detrás de la línea de cal hubo personas cuyas historias de vida te hacen erizar la piel. Personas que le ponen el corazón al día a día y que son ejemplos de superación. Sus testimonios son el reflejo de una vida de sacrificios, de obstáculos superados y de un sinfín de sentimientos entre dos verbos que se fagocitan constantemente: dar y recibir. Entre esas presencias se destacó la de Ezequiel Lo Cane, padre de Justina e impulsor de la Ley que busca concientizar e incrementar el número de donaciones de órganos.

En diálogo con este medio, Ezequiel sostuvo que “es hermoso este partido, compartir vida con deporte, con algo sano. Me encanta. A mí la vida de Justina me marca cuando nace como primer hija y después vaya que nos marca a todos. Me emociona cada vez que hablo de ella, en realidad de mis cuatro hijos, pero ella se hizo conocida popularmente. Por ese ‘ayudemos a todos los que podamos’ que me pidió. Ella sabía que se iba a morir y me lo dijo con una sonrisa, no me lo dijo llorando. Me lo dijo con alegría y contenta como es esto. Esto es alegría, juntarnos acá, ver correr gente haciendo deportes, gritar algún gol, reírnos. También amplificar el mensaje de la donación y el trasplante con eventos así, divertidos y sanos”.

“En Argentina hay cerca de 200 mil personas que necesitan un trasplante y se habla de la lista de espera que son unas 7 mil personas. Pero eso es sesgar, es ver solamente la punta del iceberg. Hay 45 mil trasplantados vivos. Fátima es una de ellas. Esas personas tienen desafíos de todo tipo. A los trasplantados a veces se les dificulta conseguir laburo. La donación de donantes vivos se tiene que hacer más. Tenemos porcentajes muy bajos en la Argentina, sólo el 20 o 30 por ciento – dependiendo la provincia – de donantes vivos. Cuando vos donás el hígado, riñón o la médula ósea (donante vivo), el trasplante dura más tiempo”, agregó.

Ezequiel no sólo presenció el evento sino que también tuvo la posibilidad de entrar unos minutos a la cancha para sumarse a la iniciativa. “Yo estaba de colado acá (risas) y entré para que no me descubran. Que lindo que esas personas (deportistas destacados) se sumen a esto porque ellos amplifican su voz y son conocidos por todos. Eso ayuda a que el mensaje llegue a más personas. De a poquito estamos avanzando, hay que hacer un montón. Las cosas que hacen los chicos de Fibrósis Quística junto a Fatty es hermoso. Los felicito, me emociona y los admiro porque hace 12 años que hacen esto. A mí me pasó lo del trasplante de Justina hace 5 años. Hay un montón de gente que hace muchos años que está haciendo un montón de cosas, hay que felicitarlos y sumarse a ellos. Justina estaba acá jugando al futbol conmigo. Me retó a pedo por los dos goles que me perdí frente al arco”, finalizó.

También estuvo presente Juan Pombo (acompañado por su hijo Thiago) oriundo de Santa Fe y que decidió donar los órganos de su esposa Rosana, una decisión difícil pero acertada para que Fátima Heinze pudiera volver a respirar y contagiar tanta esperanza a quien la vea.

Juan Pombo decidió donar los órganos de su esposa Rosana para que Fátima volviera a respirar.Foto: José Prinsich




 
Temas: Entre Ríos 
Mirador Provincial en


+ Noticias

Unión perdió frente a Instituto

Fue 0-2 ante un limitado equipo cordobés que aprovechó su mejor momento en el final del primer tiempo y luego solo se dedicó a esperar. El equipo de Munúa jugó un muy mal partido ante un rival recién ascendido.

Colón cayó ante Godoy Cruz

Godoy Cruz fue superior e hizo figura al arquero sabalero, al que lograron vencer cuando faltaban cinco minutos para que termine el partido. Colón tuvo situaciones de gol, pero fue menos que su rival y cayó 1 a 0.


En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos
Aseguran que el Grella va a llegar

Este miércoles comenzará la resiembra del Estadio Grella, donde ya se trabaja en la nivelación y ampliación de los bancos de suplentes, se construyen cuatro torres nuevas de iluminación y se pintan las plateas para colocar las butacas. Entre otros detalles, el túnel no se tocará y se sacará el acrílico.

Copa Libertadores Aseguran que el Grella va a llegar