Literatura: “Instrucciones para armar un rompecabezas, de Emanuel Canedo

Puzzle de letras y ventana al alma

El autor rosarino publicó un segundo trabajo en el que a través de más de cuarenta poemas juega con las infinitas posibilidades del lenguaje, abriéndose hacia sus afectos y exponiendo miedos e incertidumbres.
22-12-2022 | 14:52

Foto:Gentileza.
22-12-2022 | 14:52
Escribir implica para el autor romperse, exponer falencias e incertidumbres, lisa y llanamente desnudar el alma. Asimismo, permite el rearmado, la reconstrucción, el barajar y dar de nuevo con piezas nuevas y otras faltantes. Nadie es el mismo tras emprender la ardua tarea de escribir, siendo esa, quizás, una de sus principales virtudes. Por ello Instrucciones para armar un rompecabezas, es desde el vamos, un título acertado para este segundo y sentido trabajo del joven escritor rosarino Emanuel Canedo. El autor sin dudas ya no es aquel que en 2019 publicó Mejor viajar de noche (Piel ediciones), libro donde recopilo una serie de cuentos con la belleza e impronta de la noche como temática primordial; ahora, un tanto más firme y mutando de piel, se permite comenzar a surcar los tumultuosos mares de la poesía. Romperse para nacer de nuevo.

“Escribir es quebrarse un poco siempre, es dejar la sangre en los rellanos del papel, nadie escribe sin romperse un poco, sin dejar que le llueva adentro, nadie escribe si cree en la necesidad de los paraguas para tapar goteras. Escribir es agotar las sentencias del tiempo, insertarse en la hilera de una columna inmensa que habitan por ejemplo Cortázar y Artaud, que pasa por Borges, Poe, Pizarnik y por mis queridos uruguayos Benedetti y Galeano. Escribir un libro es acunar verdades disfrazadas de mentiras y viceversa, es un vicio recurrente, al que caer una vez y otra, buscando publicar con un nombre, que trascienda los laureles para quedarse en la memoria” apuntaba el escritor
en el marco de la presentación de su libro. Causalmente la publicación inicia con el poema que da nombre al libro y sentencia la premisa que habrá de acompañar toda la compilación: “no se hace poesía sin desencajar un poco”.










El libro, impreso esta vez de la mano de la editorial independiente porteña Halley Ediciones, se compone de poco más de cuarenta poemas dispuestos en tres apartados: Instrucciones, Para armar y Un rompecabezas. Son 70 páginas plasmadas en blanco y negro con un formato de 20 x 14 cm que torna aún más íntima la lectura (su tamaño permite acunar el libro y posicionarlo un tanto más cerca del pecho). Cuenta con ilustración de tapa a cargo de Marianela Mazzotta Matesin y prólogo de Pablo Tesolin -amigo personal del autor- quien anticipa lo que momentos más tarde sentenciaremos con el correr de las páginas: “es a través de la poesía donde el autor saca a luz, sin disimilo alguno, lo que late en su interior”.

“Desde el principio pensé en dividir al libro en las tres partes que lo componen, no sólo como un juego con el título del libro, sino porque los poemas que se agrupan en cada sección tienen un correlato que los une. Dentro de Instrucciones juego a ser Cortázar por un rato, pero con poesía, a proponer cómo armar un rompecabezas, a dar unas instrucciones para reír, deconstruirse, entre otras. Ya en la parte de Para armar están muchos de mis poemas breves, cuyo nombre es una sola palabra, que hablan de amor, pero también de amigos, familia y de la vida misma, destaco por ejemplo Pluvofilía, Roma, Horneros, Arte, pero lo cierto es que es también una sección que sigue jugando como el
libro mismo, y que guarda algún que otro secreto. En cuanto a Un rompecabezas es la parte más surrealista, más experimental, hablo de los cuadros que me gustan de Magritte, comparto autoría de un cadáver exquisito que hace años hicimos con Marianela, mi pareja (que es también la ilustradora de la tapa de este libro y del anterior). Tiene además unos caligramas (poemas visuales que forman figuras) y el primer poema para mi hija Vera que se llama Primer trimestre y lo escribí antes siquiera de saber que era nena”, sostiene Emanuel Canedo en charla con Mirador Provincial.

El interior del autor está atravesado por el peso de sus afectos dedicando gran parte de su poemario a aquellas personas que han sabido acompañar su firme y constante camino. El autor pregunta a través de sus versos, repasa su propia vida e instala esa verdad irrefutable de que la poesía siempre es colectiva.

“No entiendo la escritura sin un público que la lea, uno escribe necesariamente para otros, otras, otres, escribir es un destino, y a la vez una maldición bendita, así como Watzlawick decía que 'no es posible no comunicarse', no es posible, no escribir. Si uno sabe en el fondo que dejará su alma, en un cuento, un poema, una novela”.

Existen versos como los presentes en Tiempo donde el autor traza puentes con el escritor que fue al tiempo que agradece a los lectores de la primera hora; así como poemas como Fobia en los que explora todos sus miedos afirmando también que “cada hombre es todos los que no ha sido”.

En cuanto a la construcción se destaca Diente de león (esa hierba cuyas semillas pueden soplarse de manera mágica), poema breve que recuerda al poeta visual Oliverio Girondo y sus caligramas. Con Instrucciones para armar, a diferencia de la primera publicación editada
en tiempos de pandemia, Emanuel Canedo consiguió que sus versos cobren vida a través de su voz con un evento de presentación realizado en el Pasaje Pan de la ciudad de Rosario. El lugar, incluso es mencionado en el poema Cielo de paraguas, en alusión a una intervención artística realizada allí.

-¿Cuándo y cómo surge la idea de la compilación?

-Instrucciones debe ser un libro que comienza en la adolescencia, pongamos a los trece años, con los primeros malos versos que escribía (risas). Sin embargo, el libro como tal es más reciente en el tiempo, la idea de jugar con el surrealismo y contar algo distinto empezó a rodar por el 2012, y después de que salió mi primer libro de cuentos (Mejor viajar de noche, piel ediciones, 2020) surgió esta posibilidad con Halley Ediciones (editorial especializada en poesía) de concebir a este poemario y que fuera mi segundo libro. Podría haber hecho un libro de poesía más clásica o poemas de amor, pero en su lugar decidí homenajear a Oliverio Girondo, a Julio Cortázar, a Alejandra Pizarnik, y tantos otros que me han formado.

-¿En que estás trabajando en la actualidad?

-Actualmente estoy trabajando en mi tercer libro, que va a ser bastante distinto de los anteriores. Hay dos alternativas diferentes, o bien un libro de historias cortas con un estilo sentipensante, como El libro de los abrazos de Eduardo Galeano, o bien un nuevo libro de cuentos fantásticos sobre la dualidad humana. La idea es que salga para 2023, aunque todavía no tengo una fecha estimada para eso, si estoy trabajando en las dos ideas, hasta decidir por cuál jugarme esta vez primero, pero con la certeza de que cada uno de mis escritos intenta despegarse de sus predecesores y hacer un nuevo camino, tanto para mí, como para los lectores frecuentes u ocasionales que puedan interesarse en ellos.

Acerca del autor

Emanuel Martín Canedo nació en Rosario el 7 de marzo de 1991, y creció en el noroeste de esta ciudad. Es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Autor del libro de cuentos Mejor viajar de noche (Piel ediciones, 2020). Obtuvo el 3er puesto en las III Olimpiadas rosarinas de poesía (2010) y el 1º Premio en Narrativa en el Concurso literario Oscar Grandov del Rotary Club de San Genaro en 2020, además de menciones en 2012 y 2018. Sus textos forman parte de las antologías Literatura en Flor (2018) y
Literatura en Flor 2 (2019) editadas por la Municipalidad de Rosario, y Crónicas del destiempo (2020) de Piel Ediciones. Su cuento Mejor viajar de noche ganó el 1º premio en el concurso de Narrativas de la Facultad de Humanidades y Artes de Rosario (2019).

Instrucciones para salvarse

Si el arte no te salva
no te conmueve un poco
no te penetra los poros
no te quiebra el corazón

si el arte no te ilumina
no te agarra desabrigada
no te deja en la cornisa
no te paga las fianzas

si el arte no te duele
no te agita las velas
no te quemas las tostadas
no te agiganta dilemas

si al fin y al cabo el arte
no te graba sus delirios,
no te quedes conmigo
porque yo soy hijo del arte.



Temas: Arte Música Teatro 
Mirador Provincial en

Además tenés que saber:


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.
En Portada / Santa Fe
Un año sin Angélica Gorodischer: la abuela Sherlock Holmes creadora de mundos

Este domingo se cumple un año de la partida de la creadora de universos fantásticos desde la Casta luna electrónica hasta La perfecta casada, Las bufonas y Coro. La unicidad de sus relatos donde se siente la voz de sus personajes llenos de valentía, ironías y humor, llevó su popularidad hacia lo más alto, siendo hasta ahora una de los autores rosarinos más traducidos a otros idiomas.

Cultura Un año sin Angélica Gorodischer: la abuela Sherlock Holmes creadora de mundos

En Portada / Entre Ríos