08-09-2020 / Un atleta olímpico muy singular

Jorge Somlay: el joven de 74 años

Jorge Somlay sigue siendo el deportista argentino más joven en la historia de los Juegos Olímpicos. Su participación en Roma 1960 con casi 14 años cumplidos sigue siendo un récord nacional.


Jorge Somlay hoy, disfrutando de su etapa como jubilado y orgulloso de su pasado y de su récord para el deporte argentino. Foto: Mirador Provincial.
+1



Hernán Alvarez
halvarez@miradorprovincial.com


Es el más joven con casi 74 años. Sí. Aunque parezca una contradicción, Jorge Somlay, que el martes 8 cumplirá 74, es el olímpico argentino más joven de todos los tiempos. El ex timonel participó de los Juegos de Roma 1960 hace 60 años con casi 14 años. Aquel 31 de agosto del ’60, representó a nuestro país en remo en la categoría dos con timonel como líder del bote junto a los remeros Mario Maire y Osvaldo Cavagnaro con 13 años y 357 días. Ningún deportista nacional logró superar a Somlay en la cita ideada por Pierre de Coubertin y ya han pasado 14 olímpiadas desde aquellas en la capital de Italia.

Seis décadas después de aquella competencia, Somlay habló con El Litoral sobre su carrera deportiva como conductor de botes que se extendió durante su infancia, entre 1957 y 1960. Posteriormente, el ex socio del Club de Regatas Rosario remó como aficionado, jugó al vóley y fue entrenador de este deporte en esta institución. De muy chiquito había incursionado en el básquet en Velocidad y Resistencia.

“Era un nene”, recuerda sobre la cita olímpica en Roma ’60. “La emoción de poder ir a una olimpíada. Ya tenía experiencia internacional con los Juegos Panamericanos de Chicago (en 1959) y había estado en el Sudamericano en Chile también (en 1958)”. En el país vecino, fue campeón con el equipo albiceleste.

El trío Maire-Cavagnaro-Somlay quedó cuarto en la serie 2, en la que clasificó el equipo rumano como ganador. En el repechaje 1, los albicelestes terminaron terceros y afuera de la final. En la carrera por las medallas, Alemania (Bernhard Knubel-Heinz Renneberg-Klaus Zerta) obtuvo la de oro; la Unión Soviética (Antanas Bagdonavicius-Zigmas Jukna-Igor Rudakov), la de plata; y Estados Unidos (Richard Draeger-Conn Findlay-Kent Mitchell), la de bronce.

“Era así chiquito. Pesaba para el Sudamericano 35 kilos. Tuve que llevar una bolsa de 15 kilos de lastre para completar los 50 de piso. En Roma, tuve que llevar una bolsa de 8 kilos para completar los 50. Era chiquito, bajito y liviano”, comenta Jorge. Durante su estadía en Italia tuvo un accidente en la planta del pie derecho al resbalarse y golpearse en el lago Albano, el lugar de las competencias remeras. A pesar de esto, pudo representar a Argentina.

Su participación como timonel surgió al ser su padre socio de Regatas y presidente de la Comisión de Regatas del Río Paraná (hoy llamada Comisión de Remo Internacional del Litoral - CRIL). “Estaba en el deporte -dice Somlay-. Cuando empecé a timonear yo tenía 10 años. No sé cómo hice, pero los convencí a mis padres para que me dejaran”. Jorge nació y se crió en Arroyito, en la cortada Fernández y Génova, enfrente al estadio de Rosario Central.

Mario Robert, remero santafesino y considerado el mejor entrenador argentino de remo de la historia, le tuvo confianza. Convencer a la madre de Jorge para que viaje al extranjero no fue fácil. “Le dije a mi mamá: ‘Estoy seguro que voy a empezar ahora y voy a ir a los Panamericanos y me parece que voy a ir hasta Roma’”.

Jorge cumplió los 14 en la capital de Italia. “Fuimos a desayunar ese día y ahí todos se enteraron de mi cumpleaños y todos me cantaron el feliz cumpleaños. Estábamos muy mezclados. Había peruanos, ingleses, españoles”, asegura.

Después de los Juegos Olímpicos, “colgué la piola”, dice el ex timonel. Venía mal en la escuela secundaria y debió rendir todas las materias al quedar libre. Luego, estudió abogacía sin graduarse y fue oficial de justicia en tribunales. Trabajó en esa profesión hasta hace 10 años cuando se jubiló.

Cuando Abebe Bikila se sacó las zapatillas

Jorge Somlay fue testigo privilegiado de la victoria del etiopé Abebe Bikila en la maratón de Roma 1960. “A Bikila lo vi correr. Lo vi cuando tiró las zapatillas. Él largó con zapatillas y a los 500 y pico metros paró, se sacó las zapatillas, las dejó ahí y siguió corriendo”, recuerda el rosarino. “Y así ganó descalzo. Lo vi cuando arrancaron y lo vi después cuando llegó”. Aparentemente, ese calzado le produjo ampollas y entonces el atleta decidió correr sin nada en los pies.

Jorge conoce la historia de ese maratonista que también ganó esa prueba en Tokio 1964. Esta vez con zapatillas. “Él era militar, hacía el servicio de centinela. Cada puesto estaba a 15 kilómetros de distancia. Él iba de puesto en puesto corriendo y descalzo en pleno desierto. Era su entrenamiento”, explica Jorge.

El ex timonel también pudo ver al seleccionado de fútbol que tenía al porteño Juan Carlos Oleniak como una de sus figuras, al boxeador Abel Laudonio (que logró la medalla de bronce) y conoció a los nadadores Luis Nicolao, Fernando Fanjul y Pedro Diz.




+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

Teatro y virtualidad, las propuestas en pandemia
El jueves 17 se realizó el estreno virtual de las cuatro obras producidas en el marco de la experiencia Proyecto Casa. La propuesta contó con gran aceptación del público y alcanzó las 880 reproducciones, 160 comentarios y 100 reacciones. Esta noche se realizará una charla sobre los desmontajes y el proceso creativo en la que participarán los artistas que formaron parte de la iniciativa.

Teatro y virtualidad, las propuestas en pandemia

Hasta donde la pasión las llevó
El rugby las unió en Paraná y ellas, decidieron ir mucho más allá. Inés Delgado y Marianela Lell se casaron hace dos años y hoy, están radicadas en Irlanda. A raíz de su entusiasmo por el deporte, continúan vinculadas a la disciplina que las encontrara en Entre Ríos y relacionara tan estrechamente.

Hasta donde la pasión las llevó

“Humedales”, la canción inspirada entre el humo y las llamas
El single pertenece a Alejandro Lauphan, un joven músico nacido en Rosario pero criado en Entre Ríos. Su letra fue el estandarte de varias movilizaciones entorno a la quema de humedales. Además fue convocado por Greenpeace para formar parte de la Marcha Virtual “Fuego Cero”, en la que también participaron Pedro Aznar, Lali Espósito, Natalia Oreiro, Fabiana Cantilo, entre otros artistas.

“Humedales”, la canción inspirada entre el humo y las llamas

También en los medios hay un reconocimiento ausente
Durante la semana en que Latinoamérica recuerda el lugar de las mujeres y disidencias en medios de comunicación, repasamos algunas cifras y entrevistamos a la comunicadora y periodista entrerriana Gisela Romero. Dialogamos sobre su experiencia con el portal Telaraña y reflexionamos sobre el escenario actual regional en materia de paridad de género en los medios.

También en los medios hay un reconocimiento ausente

Probado: sin contagios registrados en entrenamientos
El universo deportivo de buena parte de la provincia no acepta la continuidad de los estímulos precompetitivos fuera de sus espacios habituales. Refuerza su postura en la ausencia de casos de Covid-19 en los ámbitos de práctica, tras aplicar exitosamente –en el lapso permitido– los protocolos de bioseguridad aprobados. La paralización de actividades afecta principalmente a las categorías infantiles, fundamental sustento de las disciplinas. Es la conclusión que revela la encuesta exclusiva de MIRADOR ENTRE RÍOS luego de extender su observación a ocho disciplinas deportivas de Paraná y zona, más algunos puntos de los corredores occidental, central y de la costa del Uruguay.

Probado: sin contagios registrados en entrenamientos