Séptimo arte

Cine cubano

Sergio Fuster es director del proyecto Cultural Estación Cine y a su vez de la Colección Estación Cine, conocedor de historias del séptimo arte que siempre fue clave en la construcción de pensamientos, de costumbres en la sociedad, hablamos de: La industria cinematográfica.


04-12-2021 | 12:27
Gisela Mesa


En esta oportunidad conversaremos de cine cubano, y de la reconocida y distinguida Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, que tuvo entre sus creadores al cineasta Fernando Birri, y en ella han dictado clases el cineasta santafesino Héctor "Nene" Molina y la directora teatral y dramaturga "Chiqui" González.

Desde su invención en 1895 por los hermanos Lumiére, el cine fue el medio de comunicación por excelencia, y hasta mediados del siguiente siglo fue el arte más influyente. En esta oportunidad Mirador Provincial dialogó con Sergio Fuster poeta, escritor y crítico cinematográfico sobre el libro Cine Cubano, un libro de ensayos sobre cine. publicado por la Editorial Ciudad Gótica.

-¿Cómo surge la idea de escribir un libro sobre "Cine Cubano" en la colección?

-Como hemos contado en otras oportunidades, la colección Estación Cine se nutrió históricamente de temas que nos parece importante abordar, investigar y profundizar. En este caso, representa un viejo anhelo que nos une con algunas compañeras y compañeros, como Norma Ríos, Miguel Catalá y Eber Molina, entre otros. Simplemente nos parecía que un cine tan interesante, influyente y destacado dentro de la realidad latinoamericana y del universo cinéfilo todo, merecía un libro colectivo como el que pudimos gestar.

Recuerdo muy especialmente algunas charlas, en distintos tiempos, con Eber Molina, que además de militante social, es un terrible cinéfilo. Incluso haciendo memoria, debo agradecerle a la querida compañera Norma Ríos, que en los tiempos de la primera edición de "Cine y Derechos Humanos. Sobre la última dictadura militar" (luego vendrían dos más, todas agotadas), me presentó a Eber como apasionado del cine y la cultura.

Te aclaro que los proyectos de libros Estación Cine pueden durar años, desde su concepción inicial hasta su concreción, con la publicación. Éste es el número 28, así que imagínate como nos entretuvimos todos estos años…A eso hay que sumarle una enorme cantidad de presentaciones, proyecciones con debates, seminarios, muestras, ciclos de cine, retrospectivas. No exagero cuando digo que desde el nacimiento del proyecto, allá por Julio de 1999, empezamos a caminar el país, y lo hemos recorrido utilizando el cine como disparador, como herramienta pedagógica-educativa, abriendo nuevos caminos, colectando en la ruta a nuevos miembros, y así seguimos el viaje, disfrutando a cada paso, y aprendiendo con la opinión, con los conocimientos de las otras, de los otros. La verdad que en Estación Cine, llevamos a la práctica aquella famosa frase "La Patria es el Otro"…

-Mencionaste a Eber Molina, Miguel Catalá y a Norma Ríos, ¿y los otros autores?

- Algunos vienen de otras épocas, se repiten por su entusiasmo, por sus conductas de lealtad al proyecto y su amor al Cine. Otros como Amor Perdía y Jorge Falcone, se suman por su enorme lazo con Cuba y sus valores. Con Amor Perdía nos conocimos a través de otro amigo, el querido Poeta Santafesino Sergio Ferreyra, y fue quien nos hizo el prólogo de "Humedal", aquel libro de poemas gestado a cuatro manos, con Antonio "Pipi" Ramos, Sergio Ferreyra y Néstor "Piri" Farini; y en el caso del director de cine Jorge Falcone, se suma por recomendación de Amor Perdía…

En el caso de Marcelo Vieguer, docente de la EPCTV, viene trabajando muchísimo en la investigación. En poco tiempo aportó a la colección dos títulos muy importantes como "Mujer tu eres la belleza" y "La casa en el cine de terror", además de participar en otros libros colectivos, y trabajar intensamente en la elaboración de la Revista Estación Cine, otro brazo importante del proyecto que está muy cerquita de convertirse en realidad.

La poeta santafesina Candelaria Rivero, quien ya había participado en "Tolerancia y Cine", nos acompaña con "Insumisas". En un momento afirma que el film "recrea la biografía de una persona de carne y hueso, totalmente revolucionaria para su época, por motivos varios (estudiar, ejercer la profesión, casarse con otra mujer) vino a desnudar y visibilizar categorías limitantes, que gracias, y, sobre todo, al feminismo han ido quedando trascendidas en Cuba. Se dice que Enriqueta, luego del juicio y de cumplir con años de cárcel, fue condenada a prestar servicio en un convento religioso. Ella, con el traje de quien se ha convertido en servidora de Dios, arroja imaginariamente sus vestiduras frente al mar, descansa la vista en el oleaje, abandona todas las ficciones que tuvo que encarnar para poder sobrevivir. Su traje fue su armadura, su cuerpo respiró bajo esa coraza, su nombre bordó otras formas de existencia en el margen de lo condicionado. Su eco se oye dentro y fuera de la isla"

Tanto Eber Molina como Antonio "Pipi" Ramos eligen, al igual que Candelaria Rivero, trabajar con altura y valentía temas muy controvertidos, tanto con "Vestido de Novia" como con "Fresa y Chocolate".

Por otra parte el psicólogo rosarino Ángel Fernández trabaja "Los sobrevivientes", de alguien muy mencionado en el libro, Tomás Gutiérrez Alea. En un momento de su ensayo expresa que "bajo la forma del aislamiento negacionista que se autodestruye para destruir, vemos a una familia de la alta burguesía que se encierra en una mansión y en sus modales, preservando rituales y costumbres, su gusto por lo blanco y elevado; mientras afuera, en un afuera con el que se pretende no tener relación alguna, acontece nada menos que la Revolución, que no solo viene a cuestionar esta forma de vida "superior", sino que fundamentalmente promueve la elevación de "lo bajo"; los derechos de aquellos que habían sido considerados como desechos y cuya irrupción, rechazada por los miembros de esta familia que funciona como metáfora de la clase dominante, les provoca tanto horror como impotencia"

Norberto "Champa" Galiotti asumió la tarea de prologar el libro, dándole un enfoque también político, desde enaltecer aquella figura libertadora de José Martí hasta la tarea cultural de Alfredo Guevara, la Escuela Internacional de Cine de San Antonio de los Baños, aquella emblemática escuela fundada por Gabriel García Márquez y nuestro querido santafesino Fernando Birri; y, en definitiva, resaltar el lazo de unión cultural entre Argentina y Cuba.

En un momento dice: "En este libro se aborda la etapa más rica del cine cubano. Se refleja la vida política, social, cultural y económica en Cuba, constituyendo un aporte insoslayable para destacar la importancia del cine cubano y latinoamericano. Es una acción definida contra el bloqueo cultural al que somos sometidos en América Latina y el Caribe por parte del poder aculturante de la industria cinematográfica de Hollywood"

Es un libro muy disfrutable, y podríamos contar muchísimas anécdotas que fueron surgiendo "en el armado", como nos fuimos conociendo, como intercambiamos información. Siempre tengamos en cuenta que abunda la "desinformación" sobre este tan preciado cine, por lo cual la tarea investigativa de las y los autores fue muy intensa y esforzada.

Presentación del libro "Cine Cubano"

-¿Cómo fueron las presentaciones del libro?

-En primer lugar, hicimos una presentación virtual desde CGEditorial, la querida Editorial Ciudad Gótica, desde sus mismísimas oficinas de calle Mendoza al 1100. De Ciudad Gótica al universo, podría decirse…porque en realidad se formalizó un Panel, con la presencia de Norma Ríos, Norberto "Champa" Galliotti, Sergio Gioachini, Candelaria Rivero desde Santa Fe y quien habla, en conexión con Magda Rivero, directamente desde la Embajada de Cuba en Buenos Aires, siendo transmitida y disfrutada por muchísima gente en todo el mundo.

-¿Cómo resultó la presentación en la Toma?

-Fue una tarde/noche mágica. Los autores pudimos explayarnos sin apuro, en reflexiones acerca de la película elegida o el lazo que nos une con la Isla, desde su cultura, su idiosincrasia, el calor de su pueblo. Recuerdo que me sucedió algo muy lindo y muy fuerte, en los momentos previos de aquella tarde calurosa de Octubre.

Fue antes de salir de casa para aquel lugar tan preciado que es La Toma, dónde hemos vivido jornadas gloriosas de presentaciones en otras épocas, con tantas compañeras y compañeros (algunos de los cuales nos miran desde otro lugar), dándome una ducha previa a salir de casa.

La cuestión es que tomo un champú de la ducha de nombre extraño e idioma desagradable, y veo que junto a la marca, ya en castellano, decía supuestamente, alabando las propiedades del producto … "para disciplinar" y no sé qué tus cabellos… y pensé inmediatamente: Esto es dable de comentar en la presentación de "Cine Cubano".

Porque no hay lugar "menos disciplinado", ni audiencia más rebelde que la que asiste a las presentaciones del proyecto cultural Estación Cine… Y por supuesto, lo compartí con las compañeras y compañeros, y aplaudieron la idea…y sentí que simplemente se sintieron identificados con ella, Quién le puede hablar con "parámetros capitalistas" en "disciplinar" a la compañera Norma Ríos, vicepresidenta de APDH o al "Champa" Galiotti, de la Red Solidaria con Cuba…y la lista sigue. Justamente creo que son compañeras y compañeros "no disciplinados" por el sistema, que aportan sus conocimientos y experiencias de vida para forjar un libro colectivo maravilloso como es, el 28 de la colección Estación Cine.

Las anécdotas son muchísimas, el querido amigo y compañero Fabián Bazán (quien por éstas épocas luce una extensa barba), trabajó el film "Lista de Espera", y tiene entre tantas publicaciones previas un libro dedicado al Comandante, llamado "Chegase", me contó en algunas de éstas conversaciones previas, que se vio todas y cada una de las películas del director, y que las disfrutó muchísimo. Y que en realidad tenía unas ganas tremendas de seguir comentando más de su filmografía.

Creo que en la presentación en la Toma, ante un público maravilloso y con respetuoso silencio, se explayaron los autores, y se reflexionó junto a la gente, respecto a cada uno de los tópicos tratados en el libro.

-¿Qué película elegiste trabajar en el libro?

-Bueno, fue a partir de las conversaciones previas, esos encuentros que marcan los cimientos y el camino de disfrute en la concepción primera del proyecto, dónde café de por medio con el querido Champa, en uno de los bares Blanco, de Alem y Pellegrini, y tras charlar largamente de sus experiencias en la Isla, de sus treinta viajes a la Habana y de multitud de anécdotas que podrían dar pie a otros libros, surgió diáfano el tema de los boicot de EE.UU respecto a la cultura y a los artistas de Cuba, y como intentan "tentarlos" y convencerlos de cruzarse a otras partes del planeta para obtener "éxito, fortuna y libertad…". Pues bien, de eso trata "Havana Blues", que es mi película elegida, que ya la había visto y disfrutado, pero a partir de la charla pude profundizarla y llevar la mirada hacia otros horizontes y lecturas.

Incluso el "Champa" dice en una parte de su texto de apertura "la crítica a la burocracia, la subjetividad solidaria que el sistema socialista ha generado en el pueblo, las propuestas de empresarios del espectáculo a traicionar la Revolución para con los artistas cubanos a cambio de un supuesto éxito en sus carreras y el impacto concreto que tiene el bloqueo en la vida de los cubanos se observan en "Guantanamera", "Lista de Espera" y "Havana Blues". No se puede comprender este cine sin tener en cuenta los alcances del bloqueo que EE.UU sostiene contra Cuba desde hace 6 décadas".
Mirador Provincial en

Además tenés que leer:


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos

Unas 10 mil personas disfrutaron de la Fiesta Nacional de la Sandía
Luego de dos años de pandemia, las fiestas regionales volvieron a la presencialidad. Esto fue lo que ocurrió en Santa Ana, con la séptima edición de la Fiesta Nacional de la Sandía. En su inauguración oficial se resaltó el trabajo de todo el personal municipal. Se recordó además que la fiesta se realiza hace más de tres décadas, primero como regional, después provincial y ahora nacional.

Unas 10 mil personas disfrutaron de la Fiesta Nacional de la Sandía