Crisis

Empresarios arandaneros experimentaron una nueva caída en las exportaciones

Tras la finalización de la campaña de cosecha y exportación 21/22, el presidente de la Asociación de Productores de Arándanos de la Mesopotamia Argentina (Apama) hizo un análisis de la situación. Resulta “un milagro” haber sobrevivido a la temporada.

Alejandro Pannunzio, presidente de Apama.
+1



12-01-2022 | 21:06
BELÉN FEDULLO
redaccion-er@miradorprovincial.com


El presidente de Apama, Alejandro Pannunzio, repasó los principales obstáculos que presenta la actividad, el panorama respecto a los competidores del hemisferio sur y las limitaciones del mercado interno como alternativa real para la rentabilidad de los fruticultores.

Tras la finalización de la campaña de cosecha y exportación 21/22, Pannunzio comentó que “las exportaciones fueron de 8.500 toneladas de fruta fresca. En 2020 habían sido 10.500 toneladas. O sea que se verifica nuevamente un decrecimiento de volumen en los envíos. En algún momento Argentina supo estar cerca de las 20.000 toneladas”.

Consultado por los factores que dan estas cifras como resultado, indicó que “el gran condicionante son las restricciones internas fruto de las políticas hacia el sector. Por cada dólar que nosotros ingresamos al país, la mitad queda en el Banco Central. También hubo un aumento muy importante del valor de los insumos en dólares”.

Por otro lado, también marcó que “la inflación fue del 50% y el dólar oficial aumentó el 22%. Sumemos el reintegro de IVA, que se devuelve al cabo de un año y con su valor en pesos, por lo que recuperamos menos del 40% de ese impuesto mientras que en otros países competidores se devuelve entre una semana y 15 días de realizada la exportación. Todos esos números hacen que haber sobrevivido a la campaña sea literalmente un milagro”.

“Otra limitante que tenemos es que no podemos ir a China porque tenemos el 15% de arancel. Perú y Chile tienen cero. Entonces, si aparte de recibir la mitad del valor del dólar, en algunos países de consumo masivo como China tenemos que pagar ese arancel, es muy difícil competir. Por eso terminada la campaña se agranda la lista de productores que dejan la actividad. No la pueden sostener más”, explicó.

Con respecto a la logística, el presidente de Apama remarcó que “en vez de hacer 400 kilómetros desde Concordia y cargar en el puerto de Buenos Aires, tenemos que ir hasta Santa Fe, luego a Río Cuarto, Mendoza, cruzar la cordillera y llegar a Chile para recién ahí subir a un barco. En tiempo total, sumando el tránsito marítimo más el camión hasta el puerto chileno, es más corto ir por Chile que por Buenos Aires”.

En ese marco, Pannunzio señaló que por esto “también es más costoso y nos quita competitividad. El envío marítimo que nos tendría que costar 5 o 6 mil dólares, por toda esa vuelta nos cuesta 14 mil dólares”.


PROTAGONISMO ARGENTINO


El empresario sostuvo que una recuperación es posible “pero necesitamos un convenio colectivo de trabajo acorde, acortar la devolución del IVA, tener una cuenta única tributaria que compense créditos y débitos de impuestos nacionales, resolver la problemática cambiaria para facilitar la compra de insumos. Hay muchas restricciones a resolver”.

Según indicó, en Argentina “hay agroquímicos que no se pueden utilizar y en países competidores sí, por ejemplo. Pero el potencial está. Argentina tiene la capacidad agroclimática para hacerlo. Tenemos agua en cantidad y calidad”.

“México es otro jugador importantísimo que creció enormemente y nos desplazó del mercado de Estados Unidos. En el último congreso que organizamos en Apama, un colega mexicano nos decía que en algunas zonas de su país ya no podían expandirse por falta de agua. ¡Y nosotros tenemos unos recursos hídricos fenomenales de agua dulce! Pero necesitamos políticas que no vayan en contra del sector. Que sean neutras. Y si son a favor, mucho mejor”, ejemplificó.
Mirador Provincial en

Además tenés que leer:


+ Noticias


En Portada / Entre Ríos

Un verdadero camino al cielo
Dos paranaenses celebraron la llegada del nuevo año recorriendo la cadena andina, en Mendoza. Florencia Chaparro, la mamá, y Tobías Campos, uno de sus hijos, recorrieron los senderos hasta la cima de los cerros Obispo y otros del parque provincial Aconcagua, en plena cordillera andina. Al retornar, compartieron con MIRADOR ENTRE RÍOS una historia que abre mentes y motiva al cambio de conductas.

Un verdadero camino al cielo

En Portada / Santa Fe