Maite está en su hogar

Regreso con esperanza

Atrás fue quedando un proceso traumático, de incertidumbre, pero lleno de esperanza y fe. Es la historia de vida de Maite Argain, quien padecía una miocardiopatía y por cuyo estado de salud se sumaron cadenas de oración. La joven, que fue trasplantada y hoy puede contar con “una nueva oportunidad”, regresó a su querida Estación Raíces, en el departamento Villaguay.
27-12-2022 | 19:26

Gisel y Maite, madre e hija, agradecidas con el apoyo de la comunidad.
27-12-2022 | 19:26
Maite Argain, de 19 años, tendrá una Navidad diferente y un nuevo año especial junto a sus seres queridos. Gisel Tabachi, su mamá y su compañera inseparable, dialogó con MIRADOR ENTRE RÍOS contando todos los detalles desde que surgieron los primeros síntomas hasta el alta médica con rehabilitación y controles periódicos para el seguimiento luego del trasplante.

“Los síntomas de la enfermedad comenzaron a fines de diciembre de 2015, tenía 12 años”. Luego vino un derrotero de consultas en Paraná y derivación a Buenos Aires, según contó Gisel. Pero el año pasado, en uno de los controles, “se observó que tenía dificultades en el ventrículo izquierdo por lo tanto nos avisaron que en unos años tendrían que realizarse un trasplante de corazón”, recordó la mujer, para contar luego que “el 11 de diciembre de 2021, Maite tuvo su fiesta de egresados. Ese día se despertó con dolor de estómago y continuó con esos síntomas, pero de manera pasajera. El 24 decidí llevarla a la guardia del hospital de Villaguay, donde le dieron medicación relacionada a un problema estomacal. El 25 amaneció con problemas de respiración y la llevamos nuevamente al nosocomio, pero las náuseas volvían a pesar de la medicación y quedó internada. El Dr. Vladimir Larrosa le hizo un ecodoppler y con los estudios encontró el corazón muy deteriorado, líquido en los pulmones y el hígado”.

Momentos críticos


Lo que siguió fue muy traumático; hubo que trasladarla de urgencia a Buenos Aires. El 5 de enero se logró internarla en el Hospital Italiano y a los tres días se contagió de Covid, por lo que fue a una sala de cuidados y luego de 21 días fue dada de alta. “Previo a todos estos momentos de incertidumbre se realizaron estudios pre-trasplante y los resultados dieron la noticia que su corazón no tenía posibilidades de recuperación por miocardiopatía dilatada”, indicó Gisel.

“El regreso al Hospital Italiano fue el 16 de febrero de 2022 y quedó en lista urgente de trasplante. En cinco meses no hubo llamados y ante el progresivo deterioro del corazón deciden colocarle el balón aórtico y se la incluye en lista de emergencia desde el 3 de junio hasta el 10 de agosto, que llegó su trasplante. Después de varias horas nos informaron que el corazón no arrancaba y decidieron conectarla a un corazón artificial unos tres días mientras probaban. El sábado de esa semana decidieron retirárselo cuando observaron que el nuevo órgano era aceptado”, relató la mamá.

“Luego de 72 horas de espera decidieron despertarla y, ante la falta de reacción, comprobaron que tenía descompensaciones. Mientras le bajaban la sedación y mediante una tomografía descubrieron que tenía un coágulo en la cabeza lo que le provocó hemiparesia derecha, afectándole el habla y la movilidad. Desde la unidad coronaria de cuidados intensivos pasó a terapia para tener controlada las funciones neurológicas y le conectaron un PIC, que permite el monitoreo de la presión intracraneal. Allí permaneció 15 días y después, como la respuesta al trasplante evolucionaba y también el problema del coágulo, disminuyendo la presión, se le retiró el PIC. Maite comenzó a despertar y de a poco fue recuperándose, con tratamiento kinesiológico y lo relacionado a la parte motora y respiratoria, porque se le había practicado traqueotomía y colocado una sonda nasogástrica”, recordó. Y agregó: “Ante el avance positivo del problema neurológico volvió a la sala coronaria para continuar con el tratamiento por el trasplante y en unos 15 días lograron balancear la medicación adecuada y nos plantearon que nos daban el alta para concurrir a una clínica de rehabilitación en Balvanera. Eso ocurrió el 30 de septiembre. Concurría a la mañana y a la tarde y tres veces a la semana realizaba terapia ocupacional, logrando el alta el 14 de diciembre, para continuar la recuperación en casa”.

En casa


“El día 15 arribamos a Villaguay y tuvimos un gran recibimiento con una caravana, regalos y todo el afecto de la gente. Fue muy emocionante”, contó la mamá de Maite. “Lo mismo sucedió en Paso de la Laguna, donde recibimos cartas, banderas y buenos deseos. Continuamos la caravana hasta Raíces, cuidando siempre que Maite leve barbijo y guantes, tratando de devolver todo el cariño y apoyo que nos han dado en todo este tiempo. Es inmensa la felicidad de volver a casa porque fueron más de 300 días de ausencia”, comentó.

Gisel Tabachi destacó “la importancia de donar órganos, que es donar vida. Maite tiene una segunda oportunidad y esta es la prueba fiel de que hay vida después de perder un ser querido. Estamos agradecidos con la familia donante y los abrazamos fuerte en el dolor, aunque felices por nuestra hija de la manera que viene recuperándose es una bendición de Dios. Por todo lo que ha pasado, es una gran guerrera”.

Finalmente, la madre agradeció “a todas las personas que pidieron por nuestra hija, cada uno con su manifestación de fe. Nos han escrito de todos lados, nos han ofrecido ayuda y ese acompañamiento es fundamental, porque nos sacó varias veces adelante en los momentos de soledad. los mensajes y la movilización que se hizo nos impulsó. Espero que todo sirva para que en los seres humanos nos demos cuenta de la importancia de donar órganos, porque nos une y salva vidas. Debemos pedir por todas las personas que están en lista de espera, agradeciendo a Dios y la vida por esta oportunidad para Maite”.

Recomenzar a vivir


Maite también habló con MIRADOR ENTRE RÍOS, y brevemente dijo: “Estoy muy feliz con esta oportunidad de vida, con esta bendición que Dios me dio. Agradezco todo este cariño y apoyo de la gente, han sido muy generosos por todo lo que me han brindado. Ahora voy a recomenzar a vivir de a poquito, con las actividades que amo en la vida y ver si puedo cumplir mis sueños. Voy a sumarme a las tareas de concientización de donación de órganos, que encabeza Fátima Heinze, la chica que recibió un trasplante bipulmonar”, expresó.

Maite es una apasionada de los caballos y la vida en el campo; junto a su papá conformaron la agrupación tradicionalista “El Ombucito” y en varias oportunidades han participado de los desfiles que se realizan en eventos como fiestas, jineteadas o los que organizan los centros que nuclean a quienes cultivan las tradiciones.
 
Temas: Entre Ríos 
Mirador Provincial en


+ Noticias

9 de Julio perdió la final, pero sigue con chances de ascender

El equipo de Marcelo Werlen cayó este domingo por 1 a 0 en la final única frente a Atenas de Río Cuarto por un lugar en el Torneo Federal A. De todas formas, el Consejo Federal determinó a último momento que habrá dos ascensos más, por lo que aun tiene una chance de subir de categoría.


En Portada / Santa Fe
En Portada / Entre Ríos