Amplio despliegue

Delta: fuego controlado tras la intervención de 120 militares

Tras el pedido de los gobernadores de Santa Fe y Entre Ríos, el Ejército Argentino desplegó medios y personal para apagar los más de 1700 focos ígneos en las islas del Delta del Paraná. Malestar por la mala aplicación del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo.

01-09-2022 | 9:13
El Comando Conjunto de la Zona de Emergencia Santa Fe, Entre Ríos y Norte de Buenos Aires fue conformado el 19 de agosto ante las desesperadas declaraciones de los mandatarios provinciales del litoral. También porque el humo invadía el microcentro porteño. A cargo, quedó un Oficial Superior del Ejército Argentino, el Coronel Héctor Tornero, que desplegó un sobresaliente desempeño del personal de la IIda Brigada Blindada y de Aviación de Ejército para atenuar el impacto de las llamas.

Los militares que se concentraron en las zonas afectadas son más de 150 y provienen de los Regimientos de Tanques ubicados en la provincia de Entre Ríos y de los Batallones de Ingenieros de Santo Tomé, en Santa Fe. También intervienen la Compañía de Comunicaciones Paracaidista 4 y el Escuadrón de Comunicaciones 2. Esos mismos Elementos enviaron carpas que sirven de alojamiento, comedor y rancho para los brigadistas y pilotos que trabajan en el área. Así mismo, vehículos de tierra como camionetas y 20 camiones de carga fueron puestos a disposición para el apoyo de transporte necesario. También, hay 5 vehículos de combate operando en el lugar.

Otro factor vital para lograr un impacto contundente frente al avance de las llamas, fueron los helicópteros UH1H de Aviación de Ejército que llegaron hasta el lugar. La cantidad fue variando según la actualización de la situación. Algunos días había 4 aeronaves trabajando en simultáneo, mientras que ahora sólo quedan dos.

Todo lo referido al comando y control de esas actividades se concentra en Paraná; en la sede del Comando de la IIda Brigada. Allí se libran las órdenes y coordinaciones necesarias para el cumplimiento de la misión. Para ello – por ejemplo - se procesan y analizan imágenes en tiempo real que se triangulan junto a un nodo satelital y los equipos que portan los efectivos del Arma de Comunicaciones del Ejército Argentino, mientras se capitalizan todas las comunicaciones entre cada agencia e individuo operando contra el fuego.

Exactamente una semana después desde que se conformó el Comando, el 26 de agosto, se logró contener el fuego reinante frente al Gran Rosario. Una de las mayores áreas comprometidas. Hoy, a 22 días, la cantidad de focos ígneos se redujo a 187 gracias al trabajo de los militares, que también recibieron apoyo de cientos de brigadistas, bomberos y fuerzas provinciales junto a sus propios medios.

“Nos llaman a nosotros porque es lo más fácil”

Si bien el Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo establece que el Poder Ejecutivo (particularmente el Ministerio de Seguridad) debe hacerse cargo de las coordinaciones entre todas las agencias estatales y no estatales para hacer frente a acontecimientos de esta índole, se puso por encima la intención de demostrar mediática y políticamente las capacidades de las Fuerzas Armadas y una política discursiva del Ministerio de Defensa como protagonista ante las desgracias. Por ello, según indican fuentes militares a El Litoral, es erróneo que el Comandante Operacional de las Fuerzas Armadas – General Jorge Berredo - impulse que se forme un Comando Conjunto que opere sobre un área pequeña en extensión e interprovincial, ya que las FFAA cuando actúan lo hacen a nivel provincial (ya sea en uno o más distritos), pero no por áreas en estos casos. Del mismo modo, se cuestiona que un militar haya quedado como máximo responsable por los riesgos que ello implica jurídicamente ante, por ejemplo, algún accidente. Las fuentes indican que semejante despliegue y la forma, responde a “demostrar que se actuó con todo el peso del Estado”. Del mismo modo, indicó que se cuestiona a los Jefes de las FFAA y las autoridades del Ministerio de Defensa (puertas adentro de los cuarteles) porque “primero debían agotar los recursos de las fuerzas policiales provinciales y federales y después llamarnos a nosotros, pero hicieron al revés porque es lo más fácil: en 24 horas ya estamos operando en el lugar y les salimos gratis. Después volvemos a los cuarteles y se olvidan de nuestras necesidades y estado de situación crítica.”


Mirador Provincial en

Autor:

Bryan J. Mayer

Además tenés que saber:


+ Noticias



Dejanos tu Comentario
Los comentarios realizados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Evitar comentarios ofensivos o que no respondan al tema abordado en la información.

En Portada / Santa Fe

En Portada / Entre Ríos